pilates para niños

Cuando pienso en la aplicación del método Pilates con niños lo hago desde la variante más lúdica. Los niños sólo piensan en jugar y pasarlo bien y pocos nos los podemos imaginar tumbados en una colchoneta durante 50 minutos concentrados en su respiración…pero los ejercicios que Joseph Pilates ideó dan mucho juego!!. Se trata de ponerle un poco de ilusión y aprovechando el nombre de muchos de los ejercicios (la rana, la foca, el sacacorchos, rodar como una pelota…) hacer que los niños/as activen su cuerpo pasándolo bien.

El objetivo del trabajo de pilates en niños sin ningún problema importante de salud es sobretodo desarrollar una buena concepción de su imagen corporal desde bien jóvenes.

• El control consciente del propio cuerpo que potencia el método pilates favorece la corrección de los malos hábitos posturales. Un niño que conoce su cuerpo será, probablemente, un adulto sin problemas de espalda.
• Los niños progresan en fuerza muscular de manera proporcionada, resistencia, flexibilidad, coordinación y equilibrio; a demás, se les enseña desde pequeños a trabajar con control y disciplina.
• Aprenden a mantener una postura correcta en las diferentes situaciones cotidianas de la vida como sentarse en las sillas de clase, delante del televisor, caminar, correr, agacharse…estos hábitos resultan más difíciles de modificar en edades adultas. Mucho mejor la prevención que la corrección!
• La práctica de pilates disminuye la ansiedad, mejora la concentración y la capacidad de relajarse. Todo ello puede contribuir a que el descanso sea más reparador.

¿Te animas?

 

Pide cita